Candidiasis | BIO Castellón

Afrodita
Senos | BIO Castellón
20 mayo, 2015
piel
Conflictos de Separación | Eccema
3 junio, 2015
Show all

Candidiasis | BIO Castellón

La Candidiasis es una infección fúngica (micosis) de cualquiera de las especies Candida (todas ellas levaduras), siendo la Cándida Albicans, la más común. Frecuentemente conocida como infección por deuteromicetos, la candidiasis también se conoce técnicamente como candidosis, moniliasis y oidiomicosis.

Un alto porcentaje de mujeres han tenido al menos una infección genital producida por levaduras. Las infecciones vaginales producidas por Candida ocurren de forma más frecuente y grave en las personas que tienen el sistema inmune debilitado.

La candida está siempre presente en la boca, tubo digestivo y vagina en pequeñas cantidades sin causar síntomas, ya que es mantenida bajo control por las bacterias y el sistema inmune. Ciertas condiciones alteran este equilibrio natural, permitiendo a la Candida crecer en exceso. Los hongos se alimentan de sustancias orgánicas muertas y su función es limpiar. En este caso la función de las Cándidas es la de limpiar las células muertas de la zona.

Esta patología pertenece a la cuarta etapa de la biología, la referente a las relaciones humanas, como todos los conflictos de esta etapa están regidos por el cortex cerebral y se caracteriza por la presencia de la polaridad masculina y femenina. Esto explica porqué es una enfermedad mucho más frecuente en las mujeres, aunque los hombres también la puedan padecer (con síntomas diferentes).

Esta sintomatología está relacionada con una frustración, y por la zona donde aparece el síntoma, está asociada a la noción de frustración sexual:

  • Demasiado contacto sexual. Una infección vaginal, es para algunas mujeres una manera socialmente aceptada de decir “no” a la relación sexual, especialmente para mujeres que creen inconscientemente que las relaciones sexuales son uno de sus deberes, independientemente de si obtienen placer o no.
  • Contacto más o menos necesario con el hombre que quiero. La infección está vinculada al compromiso frente a mí misma o a mi pareja en relación a mi sexualidad, a situaciones y emociones no expresadas… y puede tener relación con volverme a plantear mi actividad sexual y mi sexualidad, mi apertura a compartir con mi pareja los aspectos más íntimos de mí, con abrirme más al amor, al compartir y ser capaz de entregarme.
  • En duelo de una relación. Después de una separación, un divorcio o de la pérdida de la pareja puede aparecer una infección vaginal para expresar una frustración sexual, una necesidad que en este momento puede ser difícil de reconocer por ser políticamente incorrecta. Sería el echar de menos este aspecto dela relación y se vincula también con la noción de muerte que tiene que ver con los hongos.
  • Relación sexual que no es como se desea. Puede ser el acceder a prácticas sexuales no deseadas, falta de intimidad en la pareja, no poder disfrutar de la relación sexual, no obtener satisfacción o placer en esta relación, o incluso la sospecha de una infidelidad por parte de la pareja o el sentimiento de culpa por aventuras fuera de la pareja que tiene la propia mujer.

Es importante remarcar que este concepto de frustración sexual no es específicamente en el plano físico de las relaciones sexuales. Se pueden tener relaciones sexuales habitualmente y sentirse frustrada porque el contacto íntimo que la mujer quiere sentir realmente por ejemplo, es con el corazón de su pareja.

4 Comments

  1. jairo Marin dice:

    Saludos podría comentar sobre la queratosis pilaris?

    • AlejandroCastillo dice:

      Hola Jairo, muchas gracias por escribir en nuestro blog. Sobre lo que nos pregunta de la Queratosis, podemos comentarle algunas pautas muy genéricas, ya que si no es en consulta no podemos indagar en la problemática del cliente. Para cada persona una sintomatología no expresa el mismo conflicto. Para los problemas de la piel debemos tener en cuenta que suelen ser conflictos de relación, de contacto; querer que te toquen o que no te toquen. Si pensamos biológicamente lo podemos interpretar como una forma que tiene el organismo de apartar a las personas y que no exista el contacto físico debido a la aspereza de la piel. Suele ser una sintomatología que se hereda, por lo que tiene un origen transgeneracional. Un saludo y gracias por seguirnos. Recuerde que puede subscribirse a nuestro boletín semanal en el que seguiremos hablando y comentado temas de Bioneuroemoción ®.

  2. Cesar Alberdin Ramirez dice:

    Hola empiezo a conocer este gran universo de la Bioneuroemocion. Reciban un gran saludo desde Cd. De México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *