Fístulas y Fisuras | BIO Castellón

Audio Duelo Transgeneracional
17 julio, 2015
calle y flecha pintada
¿Qué pasa después de venir a consulta?
19 julio, 2015
Show all

Fístulas y Fisuras | BIO Castellón

hueco en la tierra

Fístula Anal

Una fístula, es un canal que se forma de manera “anormal”, dentro de un tejido o entre dos órganos o cavidades naturales del organismo. Por lo general, esta fístula transporta líquido, ya sea de un órgano a otro o bien de un órgano o tejido hacia el exterior del cuerpo. La fístula se produce cuando la persona mezcla demasiado las cosas.  Se deja influenciar fácilmente y le cuesta trabajo separar los hechos. Esto la confunde, la vuelve agresiva e incluso la deprime. Es importante verificar la parte del cuerpo afectada para saber en qué área predomina esta actitud.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Quien desarrolla una fístula anal, muy probablemente primero habrá presentado un gran absceso y éste reventó hacia afuera. Todo esto ocasionado por una vivencia que para la persona resultó sucia (imperdonable, dolorosa, decepcionante, etc) y que le causó una gran ira mezclada con tristeza. De manera inconsciente, quiere conservar los “residuos” de ese pasado doloroso para no olvidarlo, para aprender de ello, de tal manera que la fístula significaría su obsesión por  no soltar esos pensamientos, ese dolor, esas emociones. Mantiene sin conciencia, un fuerte sentimiento de venganza en relación a algo o a alguien.

Fisura Anal

Una fisura, es sólo una pequeña hendidura que se forma en la piel o bien en tejidos blandos, es semejante a una pequeña “cortada” o “raspón”, mediante el cual, se drena líquido o bien sangre.

Se produce una fisura cuando la persona se siente “partida” en dos, dividida. Es posible que se sienta atrapada entre dos personas o dos situaciones. Vive en la incertidumbre ante una decisión que debe tomar. Cuanto más le duela la herida, más le dolerá la situación, pudiendo llegar a convertirse en ira.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Conflicto de identidad.

Esto se refiere en su mayoría a temas sentimentales o familiares del cliente, en donde por su corta o larga experiencia, ha llegado a la conclusión de que no es respetado, reconocido, amado o valorado por lo que es, por su sexo, por su forma de ser o por su carácter. Y sumado a eso, entrega o le piden cuentas de lo que vive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *