Las fases de la enfermedad|BIO Castellón

piel
Conflictos de Separación | Eccema
3 junio, 2015
alzheimer Bioneuroemoción
Alzheimer | BIO Castellón
16 junio, 2015
Show all

Las fases de la enfermedad|BIO Castellón

Fases enfermedad

Como hemos hablado en anteriores artículos, toda enfermedad tiene su origen en un bioshok o DHS. Tras este impacto, tanto a nivel psíquico, como a nivel cerebral y orgánico, entramos en un estado de estrés o simpaticotonía con el objetivo de dotarnos de mayor energía y actividad para resolver el conflicto. Tras su resolución, entramos en una fase de vagotonía en el que vamos a reparar las consecuencias de este estado de estrés.

Hay síntomas que se diagnostican en simpaticotonía como una hernia de hiato, mientras que otras se diagnostican en vagotonía como un cáncer bronquial.

  1. Simpaticotonía: A nivel psíquico hay un pensamiento continuo sobre el conflicto, el sistema nervioso está alerta y solemos despertarnos a las 3 de la madrugada. A nivel cerebral, en la zona determinada en que se produjo el impacto cerebral, aparecen los Relés de Hamer que pueden verse con un TAC sin contraste. A nivel orgánico, en los tejidos y órganos regidos por el troncoencéfalo y el cerebelo hay proliferación celular, mientras que en los regidos por la médula y el córtex cerebral hay disminución celular, úlcera o necrosis.
  2. Vagotonía: A nivel psíquico hay una gran tranquilidad, recuperación de los ritmos diurno y nocturno, despertandonos a partir de las 6 de la mañana. Rrecuperamos el apetito, vasos sanguíneos se dilatan y puede aparecer fiebre. A nivel cerebral hay dos fases, Fase A o exudativa en que los relés se edeman para proteger al cerebro durante la reparación. Tras esto hay una Epicrísis en la que el cuerpo entra brevemente en Simpaticotonía (es como la “prueba del algodón” en que revivimos el conflicto y comprobamos si la solución que hemos dado es coherente con nosotros). Tras esto pasamos a la Fase B en la que el edema se expulsa y volvemos a la normalidad. Finalmente a nivel orgánico en los regidos por el troncoencéfalo y el cerebelo el crecimiento celular es degradado por hongos o micobacterias, y en los regidos por la médula y el córtex cerebral la pérdida de tejido es reemplazada por nuevas células.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *