¿Para qué vienes a consulta?

leche
Alergia a la leche/lactosa | BIO Castellón
1 septiembre, 2015
¿Cómo nos limitan las Creencias?
7 septiembre, 2015
Show all

¿Para qué vienes a consulta?

espejo retrovisor de un coche

Suelo comenzar mis consultas con esta frase, “¿para qué vienes a consulta?” “¿Para qué estás aquí?” Aunque las respuestas pueden ser muy obvias, incluso pueden llegar a sonar algo absurdas, es de vital importancia para comprobar el nivel de conciencia de la persona y escoger qué camino tomar.

Es evidente que las personas que vienen a visitarnos viven algún conflicto que está repercutiendo en su vida de manera no deseada, pero hay un punto muy sutil y extremadamente importante que hay que tener en cuenta al analizar las respuestas a estas simples preguntas. ¿Vienen a que los cures o a curarse?

Si el consultante asume que somos nosotros, los acompañantes, quienes los vamos a curar, mal comenzamos. Porque verán nuestra profesión de la misma manera que se toman una pastilla, y como dice Enric Corbera, “… esto no funciona así”.

Lo primero a tener en cuenta es que cualquier persona tiene la capacidad de sanarse a si mismo. Es el consultante quien tiene toda la información en su interior, la suya y la de su clan y depende de él asumir la responsabilidad y la honestidad consigo mismo de decidir qué rumbo dar a su vida, o se, ser COHERENTE consigo mismo. Una persona que sufre maltratos físicos de su pareja, o psicológicos de sus padres, o cualquier incoherencia con la que vive lo único que necesita es ser consciente y pasar a la acción. Decidir qué quiere en su vida, entender para qué vive estas experiencias de aprendizaje y moverse hacia una dirección opuesta.

Se que cuando estamos en el ojo del huracán puede ser más costoso tomar decisiones (yo también he pasado y paso por ahí) y necesaria la ayuda de un espejo (acompañante en Bioneuroemoción ®) que con otros ojos, otras experiencias devuelvan una imagen donde no existan limitaciones, donde la culpa no tiene lugar y el victimismo y el “pobre de mi” fueron desterrados. Nuestra labor no es la de dar una “pastilla”, sino de que el cliente sea capaz de saber, sentir y experimentar que es pleno, que sus vivencias son las mejores que puede vivir, que no hay culpables y sobre todo, que en el AMOR encontrará la PAZ que busca.

¿Y tú, para qué vienes a consulta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *