El perro. Nuestro mejor amigo

ilustración tobillo
Esguince de Tobillo | BIO Castellón
6 julio, 2015
Gota a punto de caer
Cistitis | BIO Castellón
11 julio, 2015
Show all

El perro. Nuestro mejor amigo

Perra boxer sentada cómodamente mirando al horizonte sobre sillón de madera

El mejor amigo del hombre. El perro esta caminando a nuestro lado desde casi el principio de nuestro camino como especie. Ha sido y es nuestro mejor amigo, aunque en ocasiones, nosotros no hemos sido su mejor amigo. ¿Qué humano necesita nuestro perro?

Si observamos la naturaleza con sus magníficos seres, esta tiende al equilibrio. Nosotros,  por lo general hasta ahora hemos estado contribuyendo al desequilibrio del planeta. Nuestros amigos, en la naturaleza se unen formando manadas, y cada miembro cumple una función y rango. En todos los casos, los mamíferos que viven en manada están dirigidos por un líder.

Y es importante no confundir liderazgo con autoritarismo. Vamos a resumir liderazgo en 2 palabras: equilibrio emocional. Cuando estamos en equilibrio emocional, automáticamente afloran el resto de características con que definimos a un líder. ¿Cómo es tu perro? Seguro, tranquilo, fiel, seguidor, equilibrado… O por el contrario es inseguro, miedoso, agresivo, obsesivo, dominante… Si tu perro tiene características del segundo grupo, ¿qué ocurre en ti para que sea así? Quizá haya inseguridad, miedo… quizá pena, o quizá tengas algún conflicto de autoridad. Nuestro perro no necesita nada de esto. Necesita nuestra seguridad, nuestra coherencia, nuestro amor (que no tiene nada que ver con el afecto o apego)… ofrezcámosles el líder que necesitan, aquel por el que han llegado a formar parte de nuestro clan.

El líder no duda, pero sí reflexiona. No realiza ningún estudiado plan de actuación sobre cómo mantener el equilibrio del clan, ni trata de adivinar o manipular cómo reaccionará, se sentirá o qué pensará otro miembro seguidor, si lo corrige porque está desequilibrando el clan (esto lo hacemos los seres humanos en nuestro mundo de ilusión, lleno de sofisticadas creencias y teorías). Simplemente sabe cómo actuar porque es y vive el aquí y ahora. El líder del clan es el que mejor se adapta, y por tanto, el más apto para la supervivencia del clan y de la especie.

Tratamos de solucionar conflictos fuera, por ejemplo en este caso tratando de manipular a un perro para cambiar su conducta. Desde otro paradigma, es más coherente tomar conciencia de qué tiene que ver con nosotros la conducta o conflicto de nuestro amigo, realizar los cambios oportunos. Y esto no quiere decir que no vayamos a tratar su conducta o síntoma, pero en todo caso lo haremos una vez tomar conciencia de cómo contribuimos a crear y/o mantener el problema.

Ellos tan solo son desde lo más profundo de su ser.

Nuestros perros, nuestros amigos, que son parte de nuestro clan, son nuestros maestros. Ellos reflejan y manifiestan los conflictos del clan, los nuestros.

Lo que ellos necesitan de nosotros es nuestro equilibrio, liderazgo y amor.

“No olvides nunca que tu perro es tu espejo, y su comportamiento será siempre, en cierto modo, reflejo del tuyo propio”. -César Millán.

Dedicado a mi mejor amiga, de la que tanto he aprendido. Gracias por enseñarme a Ser.

Vídeo: Ámbar, ¿se puede ser más feliz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *