¿Qué pasa después de venir a consulta?

hueco en la tierra
Fístulas y Fisuras | BIO Castellón
19 julio, 2015
Collage de dibujos animados
Nuestra infancia, nuestros Héroes
21 julio, 2015
Show all

¿Qué pasa después de venir a consulta?

calle y flecha pintada

En casi todas las conferencias que hemos dado siempre hay un momento en el que surge “la pregunta”, esa incógnita que sabes que domina a la mente y que saldrá a la luz dándote la razón.

¿Y solo tengo que tomar consciencia?

Enric lo dice en muchos de sus conferencias y no ha sido hasta que me he dedicado al acompañamiento que lo he entendido. “No se puede explicar con palabras.” Cuando una persona es plenamente consciente de las causas, circunstancias, programas que la llevaron a un síntoma o conducta, el silencio es el mejor aliado. Podría utilizar un sin número de símiles: es un bosque oscuro al que se le talan los árboles y entra la luz, es el camino al futuro sin obstáculos, es la paz en el interior y en la mente, etc.

En una consulta acompañamos a una persona a sus entrañas más profundas, a la oscuridad total de sus miedos, la despojamos de cualquier falsa protección y le permitimos que se regale el mayor de los premios, sentir la honestidad en su cuerpo, en su corazón; le mostramos el espejo más pulcro en que puede verse tal cual es, santa y pura, fuera de prejuicios, tabúes y falsas conductas. Cuando llegar a este punto es posible, el consultante es capaz de verse como realmente es, lo que llamaba “bueno”, lo que llamaba “malo, y en ese instante puro, sin juicios es que puede decidir. Es en ese puro instante en el que la vida tiene sentido real.

¿Se me curarán mis males si lo hago? 

No podemos responder a esa pregunta porque las desiciones las tomas tú. Lo que sí te podemos garantizar es que ante una situación en la que se activa un programa concreto, si has tomado consciencia podrás verte tal cual eres, santo, asesino, bondadoso, cruel, y solo dependerá de ti, y de nadie más, la decisión que tomarás en ese momento. Podrás ser fiel al programa y repetir tu papel o podrás simplemente decidir que el resultado a esa conducta que siempre asumes no es lo que quieres; y puedes cambiar.

El poder siempre está en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *