¿Piensas en ti o eres egoísta?

Retina bioneuroemoción
Miopía y Astigmatismo| BIO Castellón
17 octubre, 2015
Tener Relaciones Exitosas
22 octubre, 2015
Show all

Es habitual confundir como egoísta a quien piensa en uno mismo en vez de en los demás. Nada más lejos de la realidad.

Sabemos que ser egoísta es manipular nuestro entorno a fin de obtener un beneficio propio. Es una forma de actuar típica de personas que sólo piensan en si mismas y que buscan un beneficio propio a costa de los demás. “Para yo ganar, tú tienes que perder”.

Pero ser egoísta es también pensar en todos menos en uno mismo. En la base está la misma manipulación: Muestro una imagen falsa sobre mi para obtener un resultado, ya sea un reconocimiento, causar una buena opinión, etc.

Puede ser muy sutil. Y puede hacerse de manera consciente o inconsciente. “Qué pensaran”, “qué opinarán”, “qué sentirán”… si hago lo que quiero hacer. De esta forma, como me importa tanto la opinión ajena, quiero que esta me sea favorable y muestro algo que no soy. Realmente no pienso en los demás, pienso en manipular sus reacciones en beneficio propio. Pero el resultado no es en ninguno de los casos saludable.

Otra expresión de ser egoísta es cuando pienso que se lo que es lo mejor para los demás y actúo en base a este pensamiento. Es más, incluso a veces tengo la osadía de tratar de imponer lo que yo pienso que es mejor para todos.

¿Cómo vamos a saber lo que es mejor para otros si no sabemos lo que es mejor para nosotros mismos?

Cuando nos enfocamos en los demás nos desenfocamos de nosotros y es imposible saber lo que es mejor para nosotros. Es más, no hay forma de saber lo que es mejor para otra persona. Quizá en un momento dado una persona necesita que seamos coherentes y digamos NO.

La alternativa a ser egoísta es pensar en uno mismo. Ser coherente: lo que pienso, siento y hago es lo mismo. Sin condicionarme por las opiniones de los demás. Es más, entiendo que cada uno pueda tener una opinión distinta a la mía. Pero ya no trato de manipular la respuesta de nadie en beneficio propio. No trato de gustar o agradar, soy honesto y claro. Tampoco trato de imponer mis ideas ni de convencer a nadie porque no lo necesito. La relación que me importa es la propia. Y esto me lleva a relacionarme saludablemente con mi entorno.

No hay nada más saludable y honesto que pensar en uno mismo.

¿Y tú, Actúas de forma egoísta o piensas en ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *